single

Barreda Moller escribe...

Oposiciones a Solicitudes de Patente

El artículo 42 de la Decisión 486 regula la posibilidad de formular una oposición a una solicitud de patente, a ser presentada dentro del término de sesenta días siguientes a la fecha de publicación, por quien tenga legítimo interés, requiriendo la norma que la oposición debe estar fundamentada de manera que pueda desvirtuar la patentabilidad de la invención. Se concede a la Oficina Nacional la facultad de otorgar, a solicitud de parte y por una sola vez, un plazo adicional de sesenta días para sustentarla oposición. El artículo 43 de la misma Decisión 486 obliga a la Oficina Nacional a notificar al solicitante con la oposición fundamentada presentada, concediendo a ésta un plazo de sesenta días para hacer valer sus argumentaciones, plazo que puede ser extendido, por una sola vez por sesenta días adicionales.

La LegislaciónPeruana no contiene normas de procedimiento de carácter interpretativo respecto a la facultad de formular oposición y la necesidad de fundamentarla, y de los plazos concedidos al solicitante de una patente para contestar la oposición si la oposición no ha sido debidamente fundamentada. La Oficina de Patentes interpretaba la norma en el sentido que, aún cuando no se hubiere fundamentado la oposición, corría para el solicitante el plazo de sesenta días para contestar la misma a partir de la fecha en que le fuera informada la existencia de una oposición. Más aún, no existe norma ni directiva que regule la distinción entre “oposición fundamentada” y “sustento de la oposición”, confundiéndose ambos conceptos.

El Tribunal de Defensa de la Competencia y de la Propiedad Intelectual mediante resolución No. 0534-2011/TPI-INDECOPI de 11 de marzo de 2011, y como resultado de un recurso de apelación ha definido los conceptos de “oposición fundamentada”, el de “sustento de la oposición” y el de la “procedencia de la oposición” en caso no exista una oposición fundamentada, interpretando el artículo 42 en función de lo dispuesto en el artículo 31 del Decreto Legislativo No. 1075, Norma de la Propiedad Industrial interna, en tanto regula lo relativo al registro de patentes de invención. El Decreto Legislativo No. 1075 requiere, para propósitos de admitir a trámite una oposición, que se consignen los fundamentos de hecho y de derecho de la oposición. La Autoridad igualmente ha interpretado las normas de la Ley del Procedimiento Administrativo General que exige, frente a un petitorio, la expresión concreta de lo pedido, los fundamentos de hecho que la apoye, y cuando le sea posible, los de derecho.

La Oficina de Invenciones y de Nuevas Tecnologías había admitido una oposición a una solicitud de patente por una empresa, sin expresar de manera concreta los fundamentos de hecho y de derecho en los cuales fundamentaba la oposición. Elsolicitante solicitó que esa oposición sea declarada improcedente. La oponente se había limitado a señalar, en su oposición, que “la solicitante pretende proteger una combinación farmacéutica que ya ha sido considerada anteriormente a la solicitud tramitada bajo el presente expediente, tal como lo demuestran los antecedentes que se presentarán más adelante” sin citar, de manera enumerativa, dichos antecedentes que afectarían la novedad y el nivel inventivo.

La Sala, al resolver, ha establecido que no es posible formular oposición señalando únicamente que determinada solicitud no cumple con uno de los requisitos que exige la norma, ofreciendo la presentación posterior de los documentos que así lo acrediten, sin siquiera precisar el por qué de dichas afirmaciones o qué documentos avalan la oposición. Para la Sala, admitir este tipo de oposición atenta contra el derecho de defensa del solicitante quien no podría cuestionar o rebatir los fundamentos que supuestamente sustentan la oposición. El hecho que la Legislación otorgue a la Autoridad de primera instancia la facultad de otorgar al administrado un plazo adicional de sesenta días para sustentar la oposición, no importa una facultad para presentar oposiciones carentes de fundamentos de hecho, aunque, dentro del plazo de la prórroga concedida, se haya pretendido subsanar la falta de motivación.

La Sala ha declarado que, por ningún motivo, podrá considerarse como procedente una oposición que no cumple con los requisitos de la Ley y que no esté debidamente fundamentada con las cuestiones de hecho pertinentes, donde toda oposición formulada sin tal requisito debe ser declarada improcedente.

Dejar un comentario