single

Barreda Moller escribe...

Restoration of the right of priority and the due diligence criterion

La Oficina de Patentes peruana ha optado por el “criterio de diligencia debida” para dar la oportunidad de restablecimiento de derechos. No obstante, como veremos a continuación, consideramos que el análisis que la Oficina de Patentes ha venido desarrollando ha sido erróneo hasta el momento.

De acuerdo con la Regla 49.6 del Reglamento del PCT (incisos a y e), el principio general es permitir al solicitante lograr restablecer los derechos para ingresar en la fase nacional. La condición para ello es demostrar que la inobservancia del plazo se produjo aun cuando la solicitante actuó con la diligencia requerida, según las circunstancias.

1. La diligencia debida según la Oficina de Patentes Peruana

Con fecha 9 de setiembre de 2013 realizamos una búsqueda en la base de datos de la Oficina de Patentes. De un total de 12 resoluciones encontradas utilizando el criterio de búsqueda “restablecimiento” para los años 2012 y 2013, únicamente en tres casos se admitió el requerimiento de restablecer los derechos:

a) En un primer caso, el solicitante argumentó que la falla en cumplir con el término legal se debió a que la persona encargada de la presentación de los documentos ante INDECOPI, fue víctima del robo del maletín que contenía los documentos que iban a ser ingresados el último día para presentar la solicitud. Presentó la denuncia policial como medio probatorio.

b) En el segundo caso, el solicitante argumentó que no pudo presentar la solicitud dentro del plazo porque en las oficinas de la solicitante ocurrieron cortes de energía eléctrica que dañaron sus servidores. Como medio probatorio adjunta una declaración jurada de la empresa de suministro de energía.

c) Finalmente, en el tercer caso la solicitante argumentó que no se realizó el ingreso a fase nacional en el plazo establecido porque su sistema de correo tuvo una falla que impidió que la Carta Orden del solicitante fuese recibida. La solicitante adjunta un informe emitido por el jefe de sistemas del agente peruano.

En ese sentido, los únicos tres casos en los que la Oficina de Patentes admitió la solicitud de restablecimiento de derechos, tienen en común la presencia de un evento de caso fortuito o fuerza mayor. En consecuencia, la Oficina de Patentes está confundiendo los conceptos fuerza mayor y caso fortuito con el concepto de diligencia debida. Así, los casos expuestos nos sirven para demostrar la equivocada utilización de conceptos jurídicos que viene realizando la Oficina de Patentes.

A consecuencia de tal confusión en cuanto al alcance, contenido y naturaleza jurídica del deber de diligencia, la Oficina de Patentes no está realizando el análisis legal necesario de las solicitudes de restablecimiento de derechos presentadas por los usuarios.

El caso fortuito y la fuerza mayor son eventos que no pueden ser previstos ni superados ejerciendo la diligencia debida. Así, consideramos que la ocurrencia de un evento de caso fortuito o de fuerza mayor no implica necesariamente la existencia de la diligencia debida de acuerdo a las circunstancias. Asimismo, la existencia de la diligencia debida de acuerdo a las circunstancias, no reduce el riesgo de errores a cero; es decir, ser diligente no implica estar exento de errores.

En consecuencia, cuando la Oficina de Patentes opta por utilizar evidencia de la existencia de un caso fortuito o de fuerza mayor como prueba de la existencia de diligencia debida, no solamente está negando el derecho de obtener el restablecimiento de derechos a quien fue diligente pero incurrió en error, sino que puede estar otorgando indebidamente el restablecimiento de derechos a quien no fue diligente.

La pregunta que debe hacerse la Autoridad al momento de evaluar una solicitud de restablecimiento de derechos no es si existió un evento imprevisible que no pudo ser superado siendo diligente, sino si en todos los preparativos y en la acción del solicitante y su agente, se actuó con la diligencia debida.

2. El deber de diligencia

Así como la ocurrencia de un caso fortuito o de fuerza mayor no demuestra el cumplimiento del deber de diligencia, la ocurrencia de una falla humana no es sinónimo del incumplimiento del deber de diligencia.

Cumplir con el deber de diligencia no tiene como consecuencia la total ausencia de error humano, únicamente pretende disminuir tales eventos y minimizar los perjuicios que puedan resultar de dichas fallas.

En la jurisprudencia y doctrina peruana, se ha identificado el pobre desarrollo sobre el deber de diligencia en el Perú. Determinar el alcance del deber de diligencia no es tarea fácil. En ese sentido, consideramos que una decisión adecuadamente motivada por parte de la Oficina de Patentes requiere que primero se establezca cuál es el alcance que tal Oficina considera que tiene el deber de diligencia, pues de otro modo será imposible comprobar si existió o no la diligencia debida según las circunstancias.

En el sistema Europeo de Patentes, que también se basa en el principio de la diligencia debida para el caso del restablecimiento de derechos, se establecen algunas consideraciones interesantes. Por ejemplo, se aplica un estándar muy alto al agente o abogado para la realización de tareas legales básicas como la interpretación de la ley y la determinación de los plazos a ser obedecidos de acuerdo con la ley. No obstante, dicho agente o abogado está permitido de delegar la realización de tareas rutinarias a un asistente, y dicho asistente no se encuentra bajo los mismos estrictos estándares de cuidado que se esperan del agente o abogado.

En ese sentido, la jurisprudencia europea establece que es suficiente que el agente o abogado haya elegido a una persona apropiada, haya instruido apropiadamente a la persona en la tarea a ser realizada, y haya ejercitado supervisión razonable sobre el trabajo hecho por el asistente, tal como una supervisión al azar. Si el agente o abogado ha cumplido los deberes de la diligencia debida con respecto al asistente, los errores cometidos por el asistente no son imputados al agente o abogado.

En conclusión, como podemos notar en la jurisprudencia europea, es posible establecer poco a poco criterios que nos ayuden a entender el alcance del deber de diligencia en el Perú.

Dejar un comentario