single

Barreda Moller escribe...

El carácter vinculante de la declaración de “notoriedad” de una marca en uno de los países miembros de la Comunidad Andina

La Decisión 486 preceptúa en su artículo 224, que se entenderá por signo distintivo notoriamente conocido el que fuera reconocido como tal en cualquier país miembro, por el sector pertinente, independientemente de la manera o el medio por el cual se hubiese hecho conocido.

En ese sentido, el hecho que una marca haya ganado notoriedad en uno de los países miembros de la Comunidad Andina (Bolivia, Colombia, Ecuador y Perú) y que dicho estatus haya sido reconocido por la Autoridad Nacional competente, le otorga una protección excepcional que va más allá del territorio en donde la notoriedad haya sido declarada, extendiendo sus efectos a los demás países miembros de la CAN en donde el reconocimiento de dicho estatus sea luego invocado.

Se trata de un efecto vinculante generado a partir de la vigencia de la Decisión 486, ya que con la Decisión 344 las resoluciones emitidas por un país miembro en las que se reconocía la notoriedad de una marca eran solo referenciales y debían ser evaluadas como un medio más de prueba dentro del conjunto de medios probatorios ofrecidos.

La Sala de Propiedad Intelectual del INDECOPI ha precisado en sus resoluciones que, sin ser la única prueba posible, la mejor manera de demostrar que una marca es reconocida como “notoria” por el sector pertinente, es la resolución emitida por la Autoridad Nacional Competente en materia de Propiedad Industrial o el Poder Judicial como resultado de un procedimiento administrativo y/o judicial que así lo declare.

Hay que señalar al respecto, que cuando el período de reconocimiento de la notoriedad en otro país de la CAN es reciente la validación es otorgada sin necesidad de prueba adicional alguna. Sin embargo, tal prerrogativa no es irrestricta, advirtiéndose de la casuística de la Sala de Propiedad Intelectual del INDECOPI que, transcurridos más de 2 años, será necesaria la presentación de evidencia o indicio alguno que demuestre que las situaciones de hecho y de derecho que determinaron el reconocimiento de la notoriedad de la marca no han variado, a efectos de mantenerse el reconocimiento de la notoriedad.

Frente al complejo fenómeno de probanza del carácter notorio de un signo, la ventaja de poder hacer valer una declaración de notoriedad otorgada por la Autoridad Marcaria competente de uno de los países de la Comunidad extendiendo la protección a los otros países pertenecientes, constituye un instrumento legal y un medio de prueba idóneo para obtener dicho reconocimiento cuando el mismo sea invocado.

Dejar un comentario