single

Barreda Moller escribe...

Decreto Legislativo 1309: Algunas modificaciones al Decreto Legislativo 1075

Mediante el Decreto Legislativo 1309 -Decreto Legislativo de Simplificación de los Procedimientos Administrativos en materia de Propiedad Intelectual seguidos ante los Órganos Resolutivos del Instituto Nacional de Defensa de la Competencia y de la Protección de la Propiedad Intelectual INDECOPI- vigente desde el 01 de enero de 2017, se han modificado algunos artículos del Decreto Legislativo 1075 -Decreto Legislativo que aprueba Disposiciones Complementarias a la Decisión 486 de la Comisión de la  Comunidad Andina que establece el Régimen Común sobre Propiedad Industrial- con la finalidad de simplificar y optimizar los servicios que brinda el INDECOPI en materia de Propiedad Intelectual. 

Entre algunas de las modificaciones de la citada norma se encuentran las siguientes:  

1) Artículo 4, párrafo 4.4.- Entidades competentes: 

“La Dirección de Signos Distintivos, a través de su respectiva Comisión, conoce en segunda y última instancia los recursos de apelación interpuestos contra las resoluciones de primera instancia recaídas en procedimientos no contenciosos”. 

Entendemos que con esta modificación se busca la celeridad en la emisión de resoluciones en casos de apelación en procedimientos no contenciosos, como por ejemplo, apelaciones contra denegatorias de oficio de una solicitud de registro de marca.  

Así, mientras que la Sala Especializada en Propiedad Intelectual del Tribunal del INDECOPI cuenta con un plazo de 180 días hábiles para resolver apelaciones, la Comisión de Signos Distintivos, que resolverá en segunda instancia las apelaciones en procedimientos no contenciosos, lo hará en un plazo de 30 días hábiles.  

Este hecho tendría también un impacto en el tiempo de resolución de las apelaciones que seguirá viendo la Sala Especializada en Propiedad Intelectual del Tribunal, ya que al tener una reducción de carga de trabajo, podríamos esperar la emisión de resoluciones en un plazo menor al de 180 días hábiles. 

Cabe señalar que, las resoluciones emitidas por la Comisión de Signos Distintivos (segunda instancia) agotan la vía administrativa, lo cual significa que contra estas resoluciones sólo podría interponerse acción judicial.  

Por su parte, las apelaciones contra las resoluciones que no sean las estipuladas en el párrafo 4.4. del artículo 4, seguirán siendo resultas, en segunda y última instancia administrativa, por La Sala Especializada en Propiedad Intelectual del Tribunal del INDECOPI. 

2) Artículo 71, párrafo 71.2.- Cancelación de registro: 

 “(…) 

71.2 En caso la solicitud de cancelación se hubiese presentado sin adjuntar el documento de poder correspondiente, el accionante tiene un plazo improrrogable de sesenta (60) días hábiles para presentarlo. Una vez subsanado dicho requerimiento se procede a correr traslado de la solicitud de cancelación al emplazado, caso contrario y vencido dicho plazo, la solicitud de cancelación se tiene por no presentada. En ningún caso, el poder debe ser exigido en la medida que el mismo pueda ser obtenido directamente por la Dirección de Signos Distintivos, conforme a ley. 

(…)”. 

Antes de la entrada en vigencia del Decreto Legislativo 1309, la falta de presentación de documento de poder del accionante en una cancelación por falta de uso, no impedía que se corriera traslado de dicha acción al titular de la marca objeto de cancelación.  

En el supuesto en mención, paralelamente al traslado de la cancelación, se le otorgaba al accionante un plazo de 60 días hábiles para que cumpliera con presentar el poder correspondiente, pudiendo darse el caso que el emplazado contestara la acción de cancelación y luego la misma se tuviera por no presentada al no haber cumplido el accionante con presentar el documento de poder requerido.  

Con la presente modificación, se estaría evitando la tramitación innecesaria de un procedimiento que a falta de cumplimiento de presentación del documento de poder correspondiente, se tendrá por no presentado. De esta manera se buscaría evitar el empleo de recursos innecesarios tanto por parte de administrado como de la administración.  

3) Artículo 72.- Notificación de la cancelación: 

“La Dirección competente notifica la solicitud de cancelación al titular del registro en el domicilio que el titular haya consignado en la solicitud de registro, renovación o acto modificatorio de la marca materia de referida solicitud, de conformidad con lo establecido en el artículo 69. En los casos en los que no se pueda notificar al titular del registro conforme a los criterios establecidos anteriormente, se notifica al último domicilio fijado por el titular del registro en un procedimiento de nulidad o cancelación tramitado ante esta Dirección. 

En los casos en que no se pueda notificar al titular del registro conforme lo dispuesto en los párrafos precedentes, procede la notificación por edicto de acuerdo a las disposiciones contenidas en el Código Procesal Civil. EI costo de la notificación es asumido por quien solicita la cancelación”. 

Cabe señalar que, el Artículo 69 del Decreto Legislativo 1075 establece que En caso exista algún cambio respecto al representante o domicilio procesal del titular de un signo distintivo durante el plazo de vigencia del registro o de la licencia, de ser el caso, el titular del registro debe informarlo a la Dirección competente en el expediente en que se haya efectuado la última inscripción, sea que se trate de un expediente de registro, renovación o acto modificatorio que conlleve el cambio de titularidad del signo distintivo”. 

Al respecto, entendemos que en los casos en que no sea posible notificar válidamente al titular del registro en el domicilio señalado en el procedimiento de registro, renovación o acto modificatorio de la marca que se pretende cancelar, antes de proceder con las publicaciones por edicto, se intentará notificar al emplazado al domicilio que él mismo haya señalado en un procedimiento de nulidad o cancelación presentado con anterioridad contra el mismo registro que se pretende cancelar.   

Entendemos que la presente modificación busca agotar todos los medios posibles de notificación de una cancelación por falta de uso, antes que se requiera al accionante que proceda con la publicación por edicto, la cual se realizaría sólo como último recurso en este tipo de procedimiento. De esta manera, se estaría buscando, no sólo evitar los gastos que conllevan las publicaciones por edicto sino generar certeza de una notificación válida.

Dejar un comentario